Por: Graphos Comunicación Creativa

Vivimos en una época que bien podría ser parte de una novela de ficción por tantos adelantos tecnológicos aplicados para nuestro disfrute diario, en todas nuestras actividades. Tantas innovaciones realizadas en brevísimos espacios de tiempo hacen que lo que hoy es un detalle vanguardista, mañana sea un asunto de obsolescencia. Sin embargo, aunque nos proyectamos con gran fuerza hacia el futuro tendemos a evocar el pasado de una manera práctica y constante en más de un sentido, pues resulta que lo que hoy está en boga es lo retro, pero no hablamos de una simulación como darle a un objeto nuevo una apariencia antigua, sino de resaltar las cualidades estéticas de un objeto que fue remplazado debido a que no era parte de una nueva tendencia decorativa, para usarlo de forma práctica en la actualidad: esto es VINTAGE.

En términos de decoración de interiores, se trata de crear una atmósfera nostálgica, como habitar en un recuerdo, pero con nuevas vivencias, de modo que el rescate de muebles que cargan sobre sí décadas de vida y que entraron en desuso por considerarse “pasados de moda” hoy cobran un segundo aire para hacer lucir más actual que nunca un espacio vanguardista.

Cocina Vintage

Cocina Vintage

¿Qué necesitamos, entonces, para crear un espacio vintage en nuestro hogar? Evidentemente contar con objetos clásicos de otras épocas y que ya sea por color, forma o textura creen una sensación visual armónica, pero sin duda, un elemento que debemos cuidar para que luzcan a plenitud es  el color de nuestras paredes, que tienden a ser en tonos pastel: beige, celeste o rosa tenue, acompañados de una iluminación intensa, pues esta luminosidad impregna vivacidad y alegría al espacio.

Si hablamos de la decoración de una sala, entonces debemos considerar sofás y sillones  que quizá requieran alguna restauración para que luzcan sensacionales; las mesas de centro también cuentan con una importancia significativa, así como los cojines que son un detalle que logra otorgar vivacidad a una combinación que se antoja ecléctica.

Por otra parte, si existe un espacio en nuestro hogar que contenga una fuerte carga emocional es la cocina, por ello su decoración es una misión de suma relevancia y es realmente divertido contar con una amplia gama de muebles, especialmente si son de madera, además de accesorios e instrumentos como cafeteras, mantelería y cubiertos clásicos. La alegría y la calidez deben verse proyectada en cada rincón de este espacio donde se cocinan, además de alimentos, momentos especiales para recordar.

Es muy importante aclarar que el concepto vintage engloba objetos decorativos que pertenecen a otras épocas, considerados como  clásicos y no como antigüedades, pues éstas pertenecen a una categoría diferente en términos estéticos.

Vintage: ese delicioso pretexto que hace posible fundir nuestro presente con los fabulosos muebles de la abuela. Recuerdos vívidos en una actualidad sorprendente.