El próximo fin de semana, como lo marca la Ley, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rendirá su informe de gobierno, el cual, sin duda, más allá de los datos y el mensaje enviado a la nación sobre el estado que guarda la nación, el mandatario – seguro estoy -, fiel a su estilo dividirá aún más al país. Una verdadera lástima. Lo peor es que ya desde ahora el país sigue partido en medio de quienes apoyan esta cuarta transformación y quienes siguen pensando como obtusa la administración del originario de Macuspana.

Una lástima, sobre todo si tomamos en cuenta el bono democrático con el que aún continúa la presente administración, pues de acuerdo a una encuesta, los niveles de aceptación del Presidente siguen siendo elevados, 69 por ciento, manteniendo su nivel de popularidad entre 7 de cada 10 mexicanos.

Sin embargo, todavía hay quienes consideran que este gobierno no arranca, más aún cuando la economía sigue estancada, crecimiento cero reportó el INEGI, y cuando leemos un día sí y el otro también que los niveles de inseguridad siguen creciendo a niveles superiores con respecto a los sexenios anteriores.

Mientras tanto en Ciudad Gótica, aquí en Tlaxcala, se mueven las piezas, Noé Rodríguez se destapa para la Dirigencia estatal del PRI en la entidad, y el gobernador anuncia un enroque cambiando puestos entre Manuel Camacho Higareda y Florentino Domínguez, al primero lo quita de la SEPE-USET y lo manda al Sepuede y al segundo lo mueve del SEPUEDE a la SEPE-USET. Parece una galimatías, pero así fue el anunció del mandatario la tarde del miércoles.

Quienes dicen saber de esto, califican el destape de Noé Rodríguez como un madruguete luego de haber sido el coordinador de la campaña de Alejandro Moreno rumbo a la Presidencia Nacional del PRI. Dicen también, es una respuesta  al anuncio del dirigente nacional de incorporar a la dirigencia nacional del PRI a Mariano González Aguirre, hecho que le podría dar un respiro al grupo marianista aquí en Tlaxcala.

Y sobre los cambios en SEPE y USET, quienes conocen el tema consideran que el Profe Florentino es ratificado como el hombre de confianza del actual mandatario, pues en esta administración ha sido todo: Secretario de Gobierno, Presidente del PRI, candidato al Senado, titular del SEPUEDE y ahora Secretario de Educación. Parece que es el hombre de confianza del mandatario.

Y del cambio de Manuel Camacho, sólo se dice que al parecer es el gran perdedor en este intercambio de plazas, pues deja una de las Secretarias más fuertes para hacerse cargo de una dependencia menor. Sin embargo, hay quien opina que en el Sepuede-Icatlax, Manuel Camacho estará menos expuesto, continuará el proyecto de generar empleos y quizás desde ahí, sólo es un quizás, continuará construyendo una candidatura.

Mientras tanto, en los otros frentes, quienes aspiran a jugar en el 2021: La Senadora Minerva Hernández estará en los primeros días de septiembre dando su informe de actividades, Lorena Cuellar sigue sonriente con su alto posicionamiento en las encuestas, Joel Molina al frente de MORENA trata de agarrar a todos los diablos por la cola para que no haya sorpresas en la renovación de la dirigencia estatal y en tanto, trasciende que el equipo de Juan Carlos Sánchez El Saga se prepara para dar el campanazo también en la primera quincena de septiembre. .” #ElPortaldeTlaxcala por J Gerardo Meneses By #AgenciaInformativaGraphosCc