Ahora que el incremento en los precios de las gasolinas generó manifestaciones de repudió en la sociedad, los partidos políticos fingen adherirse a la queja popular, como si ellos no hubieran estado involucrados en el asunto. Pretenden que la noticia les causa indignación cuando tuvieron la oportunidad de impedir que este aumento tuviera lugar votando en contra. Podemos concluir que dieron por sentado que el pueblo se quejaría un poco, pero no pasaría algunos comentarios en contra o, peor aún, no midieron el paso que daban porque no tienen sensibilidad social.

Es indispensable que el pueblo tenga claro que las autoridades cuentan con el poder que detentan porque fue una elección democrática. Que los gobernados tenemos el poder de hacer que las políticas creadas en las cámaras nos beneficien: ésa es la finalidad de crear leyes y reformas. Pero no nos hemos involucrado de manera correcta en el proceso de la construcción del país que queremos tener. La ignorancia, la apatía y la división son factores letales para nuestro crecimiento como nación. Hemos aprendido a vivir resignados a que los políticos roben y que el pueblo pague sus deudas; a que se dicten leyes que nos obligan a perder beneficios en aras de que los grupos de poder cuiden sus intereses y creemos que así es como debe de ser, que así opera. Pero la realidad es que los funcionarios públicos son servidores del pueblo. Son empleados que están al servicio de la sociedad, desde el titular del Ejecutivos, o sea, el Presidente de la República, así como los legisladores. Ellos viven del erario público que se compone de los impuestos que recaudan. Así que cada mexicano se despoja de cierto porcentaje de sus ingresos para que los políticos puedan tener un sueldo que cobrar. Eso nos otorga el derecho de pedir cuentas, de exigir que los empleados del pueblo cumplan con sus tareas, en tiempo y forma, así como que den los resultados esperados porque de no ser así podrían ser removidos. Pero ¿qué falta para que podamos exigir calidad en su gestión? Interés, conocimiento y el deseo de tener una buena calidad de vida en común.

En un ejercicio autocrítico sería bueno que nos cuestionáramos cuánto sabemos de nuestra constitución, si conocemos nuestros derechos y nuestras obligaciones. Si encontramos que no sabemos nada de ello, entonces es momento de leer nuestra constitución, de compartirla e inculcarla. Es momento de darle seguimiento a las actividades de los legisladores y hacer lo necesario para que sean conscientes de las necesidades reales de la sociedad. Es momento de hacer nuestro el país, respetando las instituciones, haciéndolas funcionar de la manera correcta. Hagamos que nuestra voluntad pese en las decisiones de la política interna. No podemos esperar que venga alguien a rescatarnos. Somos nosotros quienes pueden sacarnos del estancamiento social, político, económico y educativo en el que vivimos. Es momento de organizarnos como sociedad para retirar el poder a los partidos políticos, que funcionan como familias de la mafia; para ceñir a los políticos bajo los lineamientos de las necesidades reales que como país tenemos.¿Ventas bajas? Es el momento de invertir en promociones efectivas. Tenemos la estrategia que necesitas al precio que quieres pagar. Graphos Comunicación Creativa. gcc@graphoscc.com graphoscc@gmail.com Tel: 01(55)4444-4917

Somos responsables de lo que permitimos que suceda: aumentos de precios, la inflación, la simulación de ajuste del salario mínimo, de los bonos y sueldos estratosféricos de los diputados y senadores; la negociación en lo secreto de los recursos naturales de nuestro país. De aceptar que personajes ineptos y carentes de moral y capacidad formen parte del gabinete presidencial.

Es nuestra responsabilidad hacer que las cosas funcionen correctamente. En la medida que nos interesemos por las cosas importantes de nuestro entorno, que dejemos la desidia y la apatía para ser democráticamente activos, participativos y  exigentes para recibir los resultados convenientes para nuestra vida en común.

Que nuestras quejas vayas acompañadas de soluciones y nuestras exigencias, de acciones.

visitanos en www.graphoscc.com