Cada mañana iniciamos la jornada con el deseo sincero de tener un buen día, pues de día en día se van construyendo las historias de vida. Cada amanecer nos ofrece una pieza nueva para nuestro gran rompecabezas y como en un juego de destreza, debemos saber cómo encontrarla y cómo encaja en nuestro panorama en construcción.

Hay piezas que aparecen de forma sencilla, como pequeñas cortesías para que nos sintamos alentados a seguir jugando; otras, las que son claves, suelen venir envueltas en situaciones complicadas que comprometen a nuestro aprendizaje previo y pueden poner a prueba nuestros cimientos.

Resulta interesante comprender que ver el rompecabezas concluido es un privilegio que se obtiene al tener una actitud tenaz ante las adversidades, entendiendo que éstas son oportunidades de crecimiento, para conocernos a nosotros mismos fuera de nuestras zonas de confort.

Si echamos un ojo a las biografías de las personas que más han aportado a la humanidad, aquéllas que se atrevieron a romper esquemas y tirar mitos, a pesar de las consecuencias que ello les trajera, son personas que se enfrentaron a adversidades, cruzaron por circunstancias dolorosas que les terminaron por curtir la piel y el alma, para despojarse de las cosas que les estorbaron y brindarnos una nueva verdad, grandes piezas para el rompecabezas que construimos juntos como sociedad, como humanidad.

Estamos en esta vida, en este plano para conocernos más como especie, como género y como personas, pero no podremos hacerlos si no nos atrevernos a romper ataduras, si no estamos dispuestos a encontrar las respuestas trascendentales que dirijan nuestros pasos a nuevas sendas, más elevadas, más profundas, más sólidas. Más sabias.

Los problemas son los instrumentos que tenemos para descubrirnos a nosotros mismos y a aportar un granito de arena en la gran playa a la que nos conduce el desarrollo de la sociedad en al que vivimos. Obtendremos sus beneficios si nos disponemos a resolverlos, de otra manera, no veremos el rompecabezas terminado y siempre tendremos la intriga de saber ¿qué habría pasado si…?

Vivamos. Celebremos nuestra existencia, porque quien avanza y trasciende siempre tendrá problemas, pero siempre los resolverá.

“Graphos Comunicación Creativa” soluciones en publicidad, promoción y comunicación corporativa. Mails: magarciav@graphoscc.com,  selenebhansen@graphoscc.com, Tels: Oficina  (55) 4444 4917@GraphosCc y @graphosccrp

gcc-colors