La bandera de “izquierda” es el disfraz de un gobierno que no pone en práctica los principios que defiende en debates y en campañas electorales. Es una farsa y una falta de respeto, porque insulta la inteligencia, la credibilidad y la buena voluntad de los habitantes de la Ciudad de México.

Desde el incremento a la tarifa del metro, bajo el pretexto de mejorar sus condiciones, se ha visto la falta de congruencia, de seriedad, pues las líneas siguen siendo problemáticas, inseguras, sucias y presentan deficiencias serias, sobre todo si se piensa en este medio de transporte como una alternativa para quienes han decidido dejar de usar su auto para optimizar los recursos económicos –pues la gasolina incrementa considerablemente, pero el salario mínimo, no-. Otra muestra de su falta de congruencia es el incremento al impuesto predial (uno de los compromisos que ofreció al administración de Mancera fue no incrementar impuestos en 2017),  ¿bajo qué argumento aplica este incremento? No hay una buena razón. Concesionan los servicios públicos a empresas privadas, cuando dichas obras fueron edificadas con recursos del erario, lo que supone un ingreso adicional por esta cesión. Además, cobran peaje por el uso de obras públicas, que también fueron financiadas por los impuestos de los ciudadanos. Sin embargo, temas como seguridad, mantenimiento a calles y avenidas, así como de luminarias, la provisión adecuada en tiempo y forma del servicio de agua, son un problema constante para los habitantes de la CDMX.

Lo que exhibe este incremento es la ineptitud para administrar los recursos recaudados, y peor aún, la corrupción que impera en este gobierno, que supera la capacidad de gobernar. Por otra parte, este aumento, como otros más, los aplica sin consultar a la ciudadanía, sin ofrecer un plan de acción, sin explicar el destino de los fondos recaudados. Simplemente aplica el aumento y espera que se cumpla el pago, eso sí, en tiempo y forma.

No podemos aceptar esta forma de operar; no podemos apoyar a un gobierno que carece de congruencia, porque es caminar hacia el caos, hacia el desorden y abrimos el camino para mayores abusos. Es necesario confrontar a la gestión de Mancera y exigir resultados antes de que tenga el descaro de incrementar más impuestos; que justifique con hechos, con evaluaciones realizadas por la población y no con discursos fatuos, con informes maquillados que no reflejan la calidad de vida de los habitantes de la CDMX.

Es necesario marcar un alto. Negarnos a pagar este incremento por falta de congruencia. Que se defina, porque si es un gobierno izquierdista, que se maneje como  tal, sino, entonces que haga pública su verdadera postura. Y si no es capaz de cubrir las expectativas que él mismo creó en los ciudadanos, entonces que renuncie.

Es importante que recordemos esta falta de capacidad que muestra Mancera para gobernar, porque evidentemente tiene la mira en gobernar el país en 2018. No olvidemos que es un mercenario que se vende al mejor postor en términos políticos, que no respeta sus propias promesas ni compromisos. Es verdad que no es diferente a los demás políticos, de otras tendencias, pero tampoco es una opción viable. #graphoscc info:graphoscc@gmail.com  #AgenciaComSoc

Hagamos valer nuestra voz, nuestro voto y exijamos que eche atrás el incremento al predial. Hagamos que sepa que no estamos conformes y, como funcionario público que está al servicio de la sociedad, debe velar por los intereses de la población, por encima de los intereses partidistas y los suyos propios, como persona.