43 NORMALISTAS: DEL DISCURSO A LA CONFRONTACIÓN

43 NORMALISTAS: DEL DISCURSO A LA CONFRONTACIÓN

La escasa memoria social es uno de los grandes vacíos que  son aprovechados por la clase política de nuestro país para vendernos su bandera de honestidad y virtud cada periodo electoral, como si no conociéramos –ni padeciéramos- las consecuencias de su incongruencia; sin embargo, las condiciones actuales no son las mismas que se dieron hace seis años: la sociedad es más crítica que antes. Uno de los eventos más indignantes acontecidos en la presente administración de Peña Nieto es la desaparición de los 43 normalistas y las circunstancias en las que se dieron. Este hecho no sólo exhibió la aparente incompetencia de las autoridades mexicanas para esclarecer el crimen, sino la evidente relación entre José Luis Abarca, el ex alcalde de Ayotzinapa , inculpado por su participación, con los personajes más encumbrados de la política nacional, de todos los partidos, pero especialmente con los que en su momento fueron los líderes que apoyaron su candidatura, que en este caso es Andrés Manuel López Obrador, quien se ha caracterizado por enarbolar una bandera de honestidad a toda prueba, más los cuestionamientos de uno de los padres de estos jóvenes desaparecidos puso en aprietos su congruencia, pues más allá de que se tratara de una provocación, la realidad es que la rendición de cuentas es deseable y hasta podría convertirse en un elemento determinante para considerarlo como la mejor opción. El dolor humano, la pobreza, la falta de oportunidades, así como los crímenes de género son problemas que se convierten en monedas de cambio en la competencia electoral, pero cuando quienes padecen estos males levantan la voz y exhiben los verdaderos...
GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO: UNA GESTIÓN INCONGRUENTE

GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO: UNA GESTIÓN INCONGRUENTE

La bandera de “izquierda” es el disfraz de un gobierno que no pone en práctica los principios que defiende en debates y en campañas electorales. Es una farsa y una falta de respeto, porque insulta la inteligencia, la credibilidad y la buena voluntad de los habitantes de la Ciudad de México. Desde el incremento a la tarifa del metro, bajo el pretexto de mejorar sus condiciones, se ha visto la falta de congruencia, de seriedad, pues las líneas siguen siendo problemáticas, inseguras, sucias y presentan deficiencias serias, sobre todo si se piensa en este medio de transporte como una alternativa para quienes han decidido dejar de usar su auto para optimizar los recursos económicos –pues la gasolina incrementa considerablemente, pero el salario mínimo, no-. Otra muestra de su falta de congruencia es el incremento al impuesto predial (uno de los compromisos que ofreció al administración de Mancera fue no incrementar impuestos en 2017),  ¿bajo qué argumento aplica este incremento? No hay una buena razón. Concesionan los servicios públicos a empresas privadas, cuando dichas obras fueron edificadas con recursos del erario, lo que supone un ingreso adicional por esta cesión. Además, cobran peaje por el uso de obras públicas, que también fueron financiadas por los impuestos de los ciudadanos. Sin embargo, temas como seguridad, mantenimiento a calles y avenidas, así como de luminarias, la provisión adecuada en tiempo y forma del servicio de agua, son un problema constante para los habitantes de la CDMX. Lo que exhibe este incremento es la ineptitud para administrar los recursos recaudados, y peor aún, la corrupción que impera en este gobierno, que supera la...
SOMOS RESPONSABLES DE MÉXICO

SOMOS RESPONSABLES DE MÉXICO

Ahora que el incremento en los precios de las gasolinas generó manifestaciones de repudió en la sociedad, los partidos políticos fingen adherirse a la queja popular, como si ellos no hubieran estado involucrados en el asunto. Pretenden que la noticia les causa indignación cuando tuvieron la oportunidad de impedir que este aumento tuviera lugar votando en contra. Podemos concluir que dieron por sentado que el pueblo se quejaría un poco, pero no pasaría algunos comentarios en contra o, peor aún, no midieron el paso que daban porque no tienen sensibilidad social. Es indispensable que el pueblo tenga claro que las autoridades cuentan con el poder que detentan porque fue una elección democrática. Que los gobernados tenemos el poder de hacer que las políticas creadas en las cámaras nos beneficien: ésa es la finalidad de crear leyes y reformas. Pero no nos hemos involucrado de manera correcta en el proceso de la construcción del país que queremos tener. La ignorancia, la apatía y la división son factores letales para nuestro crecimiento como nación. Hemos aprendido a vivir resignados a que los políticos roben y que el pueblo pague sus deudas; a que se dicten leyes que nos obligan a perder beneficios en aras de que los grupos de poder cuiden sus intereses y creemos que así es como debe de ser, que así opera. Pero la realidad es que los funcionarios públicos son servidores del pueblo. Son empleados que están al servicio de la sociedad, desde el titular del Ejecutivos, o sea, el Presidente de la República, así como los legisladores. Ellos viven del erario público que se compone de...

#NoAlGasolinazo NO A LA VIOLENCIA. SÍ A LA LEGALIDAD

Sobran los motivos para la indignación: por una parte, el incremento injustificado de las gasolinas, el diesel y el gas LP, argumentando que el aumento no tiene que ver con la reforma energética y asegurando que será en beneficio de los mexicanos más pobres. Por otro lado, los saqueos a comercios por parte de grupos de choque infiltrados en los movimientos de rechazo al incremento, a fin de desvirtuar dichos movimientos. Se trata de una vieja estrategia aplicada por el gobierno, aprovechada también por otros grupos políticos para empoderarse y ganar adeptos. Ya es de conocimiento público. Evidentemente el aumento al impuesto aplicado a las gasolinas obedece a una mala administración ejercida por el presente gobierno, pues los recursos que pierden por un lado los tratan de recuperar a través de cargas impositivas por otras vías. Sin embargo resultaría más viable y benéfico en términos sociales si en verdad el Estado Mexicano se atreviera a llevar a cabo tres acciones básicas: reducir el número de legisladores; bajar el sueldo a los altos mandos en el gobierno y retirar las partidas económicas a los partidos políticos, ya que son éstos, meras piezas en el juego de la simulación democrática que nos ha dejado sin opciones reales para elegir. Las marchas, los cierres carreteros, así como de gasolineras no son medidas efectivas con las que se puedan lograr avances. Como mencionamos antes, son pretextos para los infiltrados. La violencia no es la salida. La legalidad si lo es. Entonces, qué hacer para demostrarle al gobierno que no estamos de acuerdo con sus medidas, pues bien, la legalidad misma ofrece la salida....
ACCIONES EFECTIVAS PARA PROBLEMAS REALES #NoAlGasolinazo

ACCIONES EFECTIVAS PARA PROBLEMAS REALES #NoAlGasolinazo

Enojados. Indignados. Hartos, pero no sorprendidos, así nos encontramos ante la noticia del incremento de las gasolinas, el diesel y el gas LP, pues en realidad la congruencia y la formalidad no son características que distingan la gestión del ya más que desprestigiado Enrique Peña Nieto y demás funcionarios públicos que integran el gabinete. Las reacciones no se han hecho esperar. La gama es amplia: desde quienes que proponen no cargar gasolina por tres días, los que cierran las carreteras en diferentes zonas del país, algunos que  bloquean gasolineras, hasta aquellos que van en el metro, de vagón en vagón, incitando al pueblo a levantarse en armas porque este país ya no tiene remedio. Sin embargo, ninguna de estas acciones ofrece un impacto efectivo para que los ciudadanos nos hagamos oír por las autoridades que ignoran deliberadamente los acuerdos que ofrecieron en tiempos de campaña y que fueron sus argumentos para aprobar las controversiales reformas. La encrucijada es clara: o producimos para generar dinero o nos manifestamos en contra de las acciones que afectan de a los bolsillos de los mexicanos. Pero la solución no es lejana, ni siquiera violenta, pero sí efectiva: dejemos de usar nuestros autos. Usemos el transporte público. Pongamos a prueba la movilidad del país, especialmente en la Ciudad de México. Si no hay demanda, incrementa la oferta. Es la ley de la competencia. Si no hay consumidores, la única vía real es bajar los costos. Digamos con hechos “no estoy dispuest@ a pagar el precio que señalas”, sin que dejemos de producir, sin poner en riesgo nuestras fuentes de ingreso y sin caer en...
VIOLENCIA: TENSIÓN SOCIAL

VIOLENCIA: TENSIÓN SOCIAL

A últimas fechas resulta frecuente enterarse de sucesos violentos en las calles por problemas viales. Se sabe de gente que se baja de su automóvil para agredir a otros que les cerraron el camino momentáneamente. Desde los que mandan a sus guaruras a someter a golpes a otro conductor, hasta quienes usan armas de fuego para ultimar a aquellos que tuvieron el mal tino de reclamarles sus atropellos, sin dejar de mencionar el maltrato al que se exponen los motociclistas. Estos conflictos se presentan a lo largo y ancho de nuestro país, a toda hora. Los ánimos están encendidos, pues un motivo insignificante detona discusiones cuyos desenlaces pueden llegar a ser trágicos. Pero para llegar a este punto se han tenido que concatenar varios factores que trascienden desde los hogares hasta la vía pública. Sabemos que la convivencia comunitaria establece reglas que deben guardarse para garantizar una buena calidad de vida, comenzando por la seguridad. Las leyes se dictan a fin de señalar las conductas que merecen ser sancionadas, indicar los límites aceptables y hacer que la dinámica social ofrezca libertad de movimiento para todos los integrantes de la sociedad. El respeto a las leyes es un valor aprendido en la familia, pero que también se inculca en las escuelas. El problema es que cuando no hay homogeneidad en la educación –entendiendo que en este proceso intervienen las palabras y el ejemplo práctico- se crea un conflicto, una doble moral que propicia el surgimiento de la ambigüedad, un espacio gris que deteriora cualquier tipo de relación. Cuando la ambigüedad se practica en la vida social favorece a la corrupción,...