OBJETIVIDAD: ABRIR LA VISIÓN MÁS ALLÁ DE LAS SUSCEPTIBILIDADES

OBJETIVIDAD: ABRIR LA VISIÓN MÁS ALLÁ DE LAS SUSCEPTIBILIDADES

La objetividad es una perspectiva utópica, es verdad. Nadie puede despojarse totalmente de su propia visión cuando observa los hechos que dan forma y sentido a diversas situaciones. Pero también es un hecho que tenemos una clara tendencia a interpretar lo que llamamos “realidad” a partir de una serie de valores que hemos adquirido, aprendido y adoptado a lo largo de nuestra historia de vida. Lo bueno y lo malo no siempre está relacionado con lo correcto, sino con un código moral que se establece para legitimar un sistema de creencias que aprueba determinados sucesos, pero reprueba otros tantos, sin importar lo conveniente de su cometido. Cuando una persona decide encontrar la verdad que le permita trascender en las diversas esferas de su vida, comienza a despojarse de los disfraces de víctima, súper héroe o portados de todas las verdades, disponiéndose a aprender de todas las personas que encuentra en su camino. Aprende a cuestionarse lo conveniente de sus arraigadas creencias, si son justas y funcionales, además de las consecuencias que han traído a su vida. La objetividad, aunque utópica, es posible acercarla a nuestra vida diaria. Desarrollamos la capacidad de autocrítica y nos vemos sin aquellos apegos que nos crean una visión fantasiosa de lo que somos y lo que tenemos, así como de lo que buscamos. En esta búsqueda constante de la objetividad encontramos respuestas que nos permiten dar sentido a nuestra vida, a nuestros actos y a nuestras expectativas. Al hallarlas, nuestra forma de vivir la realidad que nos toca nos conduce a entender nuestros errores, a perdonarlos y, por supuesto, a resarcirlos. La objetividad nos...