CÓMO DEFENDER A LA FAMILIA

CÓMO DEFENDER A LA FAMILIA

En últimas fechas nos enteramos de las movilizaciones que realizaron tanto la comunidad LGBT exigiendo ejercer el derecho a adoptar hijos, mientras que en contra parte las marchas a favor de la familia tradicional. Ambas partes defendiendo su derecho a tener familia, a criar hijos y procurar lo mejor para los niños. Hace tiempo que las marchas dejaron de ser un mecanismo de presión, un recurso efectivo para expresar la inconformidad existente ante las autoridades competentes, pues en una ciudad tan saturada como la nuestra, los más afectados con las movilizaciones son los mismos ciudadanos, mientras que los funcionarios no se ven afectados por las marchas. Y hacer una en favor de la familia tradicional resulta casi irrisorio, pues a la familia no se le promueve ni, mucho menos, se le defiende a través de las manifestaciones. Defender a la familia es mucho más que tomar una pancarta y caminar muchas cuadras. Una verdadera defensa de la familia es destinar tiempo de calidad a los hijos, a la pareja así como a todos los que integran una familia. Se defiende disciplinando a los niños, estableciendo canales de comunicación efectiva que permitan prevenir adicciones y sucesos trágicos como la trata de personas o los secuestros. Defender a la familia es priorizar su bienestar, proveer de lo necesario y contribuir en la medida de lo posible a mejorar el entorno que nos rodea. Evitar el abuso infantil, la violencia intrafamiliar, así como promover la convivencia, la construcción de lazos de confianza y amor es la verdadera defensa de la familia. Crear espacios para de crecimiento para las nuevas generaciones y organizar...

¿Qué compramos?

Entre el extenso universo de opciones para comprar o contratar productos y servicios que tenemos a nuestra disposición, solemos elegir aquellas que nos ofrece algo único y especial: una experiencia. Es decir, no es lo mismo ir a comer a un restaurante de comida rápida y satisfacer la más básica de nuestras necesidades que hacerlo bajo un concepto que lo haga memorable. Así que nuestras decisiones de compra están relacionadas no sólo con lo que compramos, sino con lo que sentimos al hacerlo. Es por eso que crear la identidad a un producto o un servicio resulta vital, ya que lo hace diferente de las demás opciones y logra un mejor posicionamiento en el mercado. Lamentablemente las empresas pequeñas, especialmente las familiares, desdeñan la relevancia de este factor y se pierden en un limbo de anonimato. Ignoran la relevancia que tiene el hecho de ofrecer a sus prospectos una experiencia de compra, un trato especial, una gestión diferente que sea como un sello indeleble para la memoria comercial de clientes. A partir de una estrategia mercadológica se crea una campaña publicitaria que puede ser el parte-aguas para una empresa. Hoy en día se busca ser diferente, pues la calidad no es un factor que se deba negociar, pero puede innovarse la forma de brindar una solución. A veces es difícil ver con objetividad las cualidades de nuestros productos y nuestros servicios, por eso necesitamos profesionales que nos orienten para hacer una buena estrategia y un plan efectivo de posicionamiento. Graphos Comunicación Creativa es la opción para quienes desean escribir una nueva historia de éxito. Ven y vive la experiencia...